El niño es el padre del hombre

Publicado en por unidad-popular.over-blog.es

aaninos-maltratados.jpg

 

Desde adentro,

desde adentro,

desde el fondo del abismo,

viene corriendo a mi encuentro,

un niño que soy yo mismo.

Oscar Alfaro

 

Por Maria Joaniquina

 

 

Heridas, viejas y hondas heridas del alma, promesas rotas, golpes e insultos no son sino apenas el diario común en todos los rincones del planeta, algunos más que en otros… y los niños.. Las victimas comunes en medio de esta contienda.

 

De acuerdo con la psicoanalista suiza Alicia Miller el castigo físico y psíquico son factores irrefutables que determinan la futura prosperidad del niño. El infante idealiza la imagen y conducta del padre y con el tiempo son sus principales exponentes. Pero es esto algo nuevo?, somos los coautores principales de nuestro inevitable futuro? … para rehacer viejos caminos cada persona debe ser conciente de esto y contestalo con la mayor sinceridad posible. Pero bien sabemos que la humanidad (no generalizada) le resulta mas sencillo ignorar la realidad y mientras reconoce su temor nuestro incierto camino fluctua en el odio infinito y viejas estructuras el tiempo.

 

Somos constante efecto de una causa que ciñe su pasado a los “bastanticos” errores propios de la injusticia en nuestra permanente historia; personajes siniestros como Hitler son el resultado mismo de tan inexcusable verdad y son precisamente hechos como la violencia precursores eternos de la infatigable arbitrariedad contra la infancia. Niños violentados, abusados o retrados: como era el caso de Franz Kafta a quienes los psicólogos aseveran que el escultor checoslovaco es “la metáfora perfecta de la tragedia del hombre”.

 

Deben los niños crecer en un ambiente de felicidad, amor y comprensión. Aun nos queda el ámbito de la conciencia y a reconocidos defensores de los niños que día tras día se encargan de reanimarla. El escritor francés Fulles Valles quien en su obra “El niño” (1879), aboga por una infancia libre de atropellos físicos y psicológicos; lo mismo que la norteamericana Kate D. WIggin en su libro “Childrens rights” (los derechos de los niños, 1982), reflexiona sobre la necesidad de concederle un espacio propio donde pueda desarrollar sus facultades al margen de los métodos, en unos países más que en otros. A esta lista de defensores del bienestar físico, social, mental, cultural y espiritual de los niños y niñas se suman también otros pensadores que en su constante trabajo priorizan y concientizan de están tan necesaria verdad, que si bien hemos dejado en claro no exime de la realidad tan compleja. El castigo era el método común tradicional en la educación “al hijo que se ama se le castiga”, era el consejo que se transmitía de generación en generación (Víctor Montoya, El eco de la conciencia).

 

La convención sobre los derechos del niño (CDN) es un tratado internacional de las Naciones Unidas por el que los estados firmantes reconocen los derechos del niño.

 

La convención está compuesta por 54 artículos, que consagran el derecho a la protección de la sociedad y el gobierno, el derecho de los menores de 18 años a desarrollarse en medios seguros y a participar activamente en la sociedad. La (CDN) reconoce a los niños como sujetos de derecho, pero convierte a los adultos en sujetos de responsabilidades. Fue adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989.

 

 

La responsabilidad que recae principalmente ante la carencia de oportunidades aun sigue siendo una prioridad para todos.

 

 

El niño es el padre del hombre.

 

Etiquetado en Poesía y Reflexiones

Comentar este post