Unidad Popular

PLEGARIA HUMANA

 


 
Sunday 18 march 7 18 /03 /Mar 20:46

aysen_192336.jpg

 

Por Alvaro Ramis.

 

Solemos usar la expresión latina “etcétera” para dar a entender que conocemos algo que no creemos relevante nombrar. Es “lo demás”, “el resto”, aquello que sabemos que está allí, pero no nos molestamos en identificar simplemente porque lo hemos olvidado, lo queremos dejar a la imaginación del lector o derechamente nos interesa ocultar.

Santiago de Chile ha actuado con el resto de los territorios del país como si fueran su “etcétera”. Y lo ha hecho desde la batalla de Lircay, en 1830, cuando lo peor de la oligarquía capitalina impuso, mediante la traición y la violencia, un modelo centralista y unitario que ha perdurado hasta el presente. Santiago pasó a ser Chile, y el resto del país, es aquello que se sabe que existe porque produce la riqueza, pero que no es relevante nombrar ni señalar. Menos aún consultar y tomar en cuenta. Dice la verdad el ministro Larroulet cuando señala: “La frustración en Aysén viene de muchos años de abandono de los gobiernos de la Concertación”. Pero se queda muy corto, porque sería justo decir que el Estado nacional nunca ha asumido su responsabilidad respecto a ese y tantos otros territorios.

Es cierto que de tanto en tanto los patrones de fundos, devenidos con el tiempo en exportadores de fruta o en empresarios forestales o acuícolas, suelen levantar la voz para reclamar del gobierno central incentivos fiscales, rebajas tributarias, infraestructura pública, subsidios o dádivas semejantes. Es el regionalismo, que tanto éxito electoral ha redituado a los partidos de derecha. También es verdad que los militares, bajo la perspectiva geopolítica de las “fronteras interiores” y del concepto de “enemigo interno” han tendido a ser más vigilantes de las zonas extremas y fronterizas. Pero ni el regionalismo patronal ni militar han propuesto salidas al sometimiento histórico de sus territorios ante la capital. Al contrario, en el mejor de los casos se han contentado en gestionar la crisis, apagando los incendios que amenazaban sus intereses y en el peor, han sido sumamente represivos cuando los pueblos de Chile han reclamado derechos y reconocimiento. Ni regionalistas de derecha ni militares han tenido el mínimo interés en vincular los problemas territoriales con los procesos de democratización política y económica. Menos aún con la crisis ecológica, climática y ambiental. Han sido cómplices del centralismo, que se ha mantenido invariable.

Porque no es posible vencer al centralismo sin una nueva Constitución, nacida desde el Poder Constituyente.

Lo anterior no impide reconocer que el verdadero “vacío histórico” de las izquierdas chilenas en el siglo XX fue no hacer de la lucha contra el centralismo un objetivo de primera línea. Sí lo fue en el siglo XIX, cuando Bilbao, Lastarria, Matta, Gallo y tantos otros, lucharon a brazo partido en contra del modelo de Estado portaliano. Pero es evidente que en el siglo XX esta bandera se diluyó en la medida que Santiago se fue tornando una cantera electoral inigualable, lo que hizo menos nítida y evidente esta demanda. Además, el concepto tradicional de partido, con una dirección omnipotente, devenida en vanguardia iluminada, no colaboró a fortalecer este objetivo. Si sumamos a lo anterior cierta tendencia en nuestras izquierdas al jacobinismo, entendido como un igualitarismo uniformador que rehúye de la complejidad y la diversidad, podemos sacar ciertas conclusiones poco complacientes.

La Izquierda del siglo XXI será federalista y descentralizadora, o simplemente no será. Porque la democracia no es posible sin espacios deliberativos acotados a escala local, que permitan la autonomía y autodeterminación de los ciudadanos. Tampoco es posible modificar el modelo de acumulación neoliberal sin alterar el modelo unitario de Estado y la perspectiva desde donde se toman las decisiones. No se puede hablar de sostenibilidad y justicia ambiental sin dar poder a quienes sufren con mayor rigor los efectos de un capitalismo basado en la explotación de recursos naturales. Sin una descentralización radical, Chile seguirá siendo sinónimo de expolio y dominación para los pueblos indígenas.

Se trata de un proceso que no debería promoverse en contra de nadie, porque el centralismo está ahogando también a Santiago, una ciudad que ha llegado a una escala poblacional y territorial que ya no es sostenible.

A nivel conceptual es fácil sacudirse del centralismo. A nivel práctico, cuando se comienza a tocar intereses y prácticas arraigadas, es mucho más difícil. En cierta forma es necesario revisarse todo el tiempo, personal e institucionalmente, para liberarnos del portaliano que los chilenos llevamos escondido, muy dentro de nuestras cabezas. Pero sin enfrentar este cambio de paradigma, no cambiaremos la gramática en la que se han conjugado las luchas de nuestros pueblos.

(Publicado en “Punto Final”, edición Nº 753, 16 de marzo, 2012)

www.puntofinal.cl

 

Por unidad-popular.over-blog.es - Publicado en: Chile
Escribir un comentario - Ver los 0 comentarios
Volver a la página principal

PRESENTACION

  • : Unidad Popular
  • Unidad Popular
  • : Blog Revista
  • : “Perdimos, no pudimos hacer la revolución. Pero tuvimos, tenemos, tendremos razón de intentarlo. Y ganaremos cada vez que un joven sepa que no todo se compra, ni se vende y sienta ganas de querer cambiar el mundo.” Envar El Kadri (colaboración Compañera Andréa)
  • Recomendar este blog
  • Volver a la página principal
  • Contacto

Libros Libres

003.jpg

Cuando Zaratustra tenia 30 años abandonó su patria y el lago de su patria y marchó a las montañas. Allí gozó de su espiritu y de su soledad y durante diez años no se cansó de hacerlo. Pero al fin su corazón se transformó, y una mañana levantandose con la aurora, se colocó delante del sol y le hablo asi:

- ¡tu gran astro!, ¡que seria de tu felicidad si no tuvieras aquellos a quienes iluminas!...


genealogia.jpg

Pretende responder a las preguntas que él mismo se plantea en el prologo de la obra: ¿en que condiciones se inventó el hombre esos juicios de valor que son las palabras bueno o malvado? ¿y que valor tienen ellos mismos? ¿Han frenado o han estimulado hasta ahora el desarrollo? ¿Son signo de indigencia, de empobrecimiento, de degeneracion de la vida?

 

ensayo-sobre-ceguera-jose-saramago-L-quim2E-copia-1.jpeg

Ensayo sobre la ceguera no es un ensayo pero tampoco es una novela; almenos, no solo una novela, sino un hibrido de ambos generos que, fusionados, multiplican sus cualidades gracias al buen humor del escritor luso.

 

lucidez.jpg

La estrategia del autor difiere con el otro ensayo. Ensayo sobre la ceguera rayaba en el texto fantástico pero con connotaciones para repensar a cerca de: quien es mas ciego, el que no ve o el que no quiere ver,o: todos somos ciegos al fin de cuentas. Saramago, ademas de su excelente forma tiene, una coleccion de refranes antiquisimos para parodear excelente su obra toda.

 

img-copia-2.jpg

Aparecen aqui varios trabajos del celebre fisico, referente a temas que nada tiene que ver con sus teorias cientificas, y si en cambio con su manera de ver el mundo de los hombres y su destino historico, La primera parte reune varias publicaciones en torno al tema del judaísmo, que implica tambien abordas su toma de conciencia del ser Judío a nivel personal, y a nivel social. Los otros escritos estan referidos a diversas circunstancias que vivio el mundo europeo a partir de la segunda guerra mundial, su correlacion con el pueblo Judio, y el registro que en cada ocacion dio a conocer el propio Einstein.


un_grito_desesperado.jpg 

"Este libro es un mensaje urgente de superación familiar. Cuando una familia muestra síntomas de violencia y destrucción, no es posible seguir fingiéndose sordo ante el grito desesperado de un hogar que cada día se desintegra más. 

Si le es posible detectar en su casa uno solo de los siguientes puntos:

 

·         Rebeldía y falta de respeto de los hijos. 

·         Hostilidad y burlas entre hermanos. 

·         Discusiones hirientes. 

·         Prolongados periodos de indiferencia. 

·         Poca confianza para compartir sentimientos.

·         Frialdad de alguno de los padres.

·         Vicios.

 

 En la lectura de este resumen hallará conceptos que pueden cambiar su vida y la de sus seres queridos.

 

 

cien.gif

 

"Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía habia de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo". Con estas palabras empieza una novela ya legendaria en los anales de la literatura universal, una de las aventuras literarias más fascinantes de nuestro siglo. Millones de ejemplares de "Cién años de Soledad" leídos en todas las lenguas y el premio Nobel de Literatura coronando una obra que se había abierto paso "boca a boca".


la-paz-en-colombia-de-fidel-castro.jpg

Más de 400 horas de intenso trabajo -lo confiesa su autor- desbordan  265 páginas de revelaciones sobre los vínculos de la Revolución Cubana con los más destacados movimientos revolucionarios latinoamericanos.

La guerrilla más antigua y el conflicto más largo y violento de América Latina dejan de ser una circunstancia maldita para mostrársenos, con sus antecedentes y precedentes, sus causas y consecuencias, desde la perspectiva del más experimentado combatienste e indiscutible líder revolucionario continental.


 

20480_3_nosmatan.jpg
Nos matan y no es noticia.
  
Qué bueno presentar un libro.
  
Qué malo que el contenido hable de cosas horribles.
  
Por las cuales la vida del autor cambió. Persecución, exilio.
  
La buena vida, que dice Ricardo llevaba como funcionario en Colombia, cambiada por el exilio, el racismo, la falta de trabajo.
  
Y todo por una guerra para robar territorios y vidas a las gentes colombianas.
  
Por que hay esa guerra y porque hay esos intereses, No es noticia el asesinato en Colombia.

 

el-libro-de-los-abrazos-portada.jpg

El gran escritor de “Las venas abiertas de América Latina”, Eduardo Galeano (Uruguay, 1940) refleja en “El libro de los abrazos” con franqueza absoluta, y un estilo cerebral y directo, el rechazo a las estructuras, el valor del hombre, la importancia de la imaginación, de la libertad, la fuerza de la amistad, la desesperación de la muerte, la tristeza del dolor. Todos estos temas y muchos otros, tanto o más profundos, son expresados por Galeano en forma de microrelatos enmarcados y acompañados de dibujos a lápiz, que dan la sensación de estar leyendo un viejo periódico que cuenta las cosas más actuales que se puedan imaginar. La obra de Galeano es, sin duda, denunciante en toda su extensión. Y este libro, de una manera diferente, también lo es. Diferente en su estructura, no en la manera de decir, que es concreta, pero musical, casi como si se tratara de una trova. Una trova original capaz de recrear el mundo y revelarle al lector los secretos de la vida que sólo conocen los grandes hombres. Casi una poesía, este libro tiene momentos de ternura y momentos de sufrimiento visceral. Es una síntesis, casi, del día a día de una persona.

 

22ced77ec63062d3f0d246ee0f20a0f5a-orillas-del-rio-piedra.jpg 

Tras once años, una mujer se reencuentra con su amado. La última vez que se vieron eran todavía adolescentes. Hoy, la vida les ha llevado por caminos muy distintos: ella vive en Zaragoza, prepara oposiciones y ha aprendido a dominar sus sentimientos. Él ha viajado por todo el mundo, posee el don de la curación y ha encontrado en la religión un refugio para huir de sus conflictos interiores. Pero en el reencuentro, a ambos les unirá un único deseo: el de cumplir sus sueños.  A orillas del río Piedra me senté y lloré es una novela sobre el amor y la esencia de la vida, porque las historias de amor encierran en sí todos los secretos del mundo.

En las calles de Bangladesh

BANGLKADESH

"¿Por qué te fuiste?" "Mi madre se murió y mi padre se volvió a casar. Mi madrastra no nos quería ni a mi, ni a mis cuatro hermanos mayores". Así que se fue a Dhaka y vivió en la calle, con su primo, durante casi tres años. Cerca de 200.000 niños viven en las calles de Dhaka, la capital de Bangladesh, con una población superior a los 16 millones de habitantes.

Primer proyecto Unidad Popular

164128_1824377933762_1369661603_2064541_2475249_n.jpg

 

La solidaridad debe ser verdadera, tangible, cierta. Debe ser activa, perseverante, constante.

No es posible confundirla con un vago sentimiento de malestar ante la desgracia de los demás. (…) La solidaridad, en el compromiso del hombre y de la mujer es un servicio a aquellos cuyas vidas y destino están ligados estrechamente entre sí… La solidaridad es entrega y, por tanto, diametralmente opuesta al deseo egoísta, que impide el verdadero desarrollo. La falta de solidaridad se revierte en contra nuestra, y nos afecta tan directamente como a los más necesitados.  Ser solidarios con los demás, podemos decir, es ser solidarios con nosotros mismos, pero de una manera genuina, legítima. Querer olvidar la solidaridad y observar con los brazos cruzados las necesidades de los que nos rodean es un síntoma de un profundo egoísmo, una irreparable ceguera o una asombrosa ingratitud.

 

Cuba Información

 

cubaaamini.jpg

Telesur

mini telesur

Luchemos!!

 

 

fotos-pobreza-africa  

 

QUERIDAS NIÑAS Y NIÑOS...

 

Aunque, probablemente, por su corta edad no logren entenderlos, les dedico estos
 poemas a Ustedes, las Niñas y los Niños de este planeta Tierra.
Lo que deseo decirles, está dicho en cada estrofa.
Lo que pienso sobre la responsabilidad de los adultos, también.
Nosotros, los mayores, siempre estamos vinculados de alguna forma con Ustedes. No solamente siendo sus padres. También siendo sus: hermanos, abuelos, tíos, primos, vecinos, maestros, científicos, artistas, militares, gobernantes, y muchos roles más.
En cualquier lugar que ocupemos, lo que hagamos y lo que dejemos de hacer, influirá en Ustedes.
Sepan que no nos estamos ocupando de muchos temas urgentes, dolorosos, preocupantes, fruto algunos del egoísmo, otros de la sinrazón, otros de la incapacidad... Y ¡Quién sabe cuantas razones más!.
Y se amontonan pilas de problemas sin resolver en esta única casa que tenemos y que se llama Tierra.
Permitimos la destrucción de los recursos naturales del planeta donde Ustedes viven y vivirán; arruinamos la tierra, el agua y el aire.
No encontramos el modo de desterrar la guerra; y mueren muchos por la irresponsabilidad de unos pocos.
Dejamos que nos obliguen a dedicarle más horas a la producción que a los hijos.
El alcoholismo y la drogadicción avanzan sobre nuestras comunidades.
Tal como camina el mundo, les dejaremos: guerras, sobre-población, índices altísimos de pobreza, analfabetismos y enfermedad, selvas arruinadas, efecto invernadero, capa de ozono dañada, más y más horas de trabajo cada día hasta que ya no recuerden que es la familia, drogas y alcohol con un letrero informando que es perjudicial.
Los adultos, tenemos que construirles un mundo mejor.
Un mundo mejor “para todas las niñas y niños de la Tierra”; ese debe ser nuestro objetivo.

 

Los niños del mundo pobre,
se les recluta para ser escudos,
se les arma para ser guerreros,
se les adoctrina para ser leones,
y a cambio de pan, reciben odio,
que les mutila la sonrisa del alma.
Los pobres niños del mundo rico,
abandonados a sí mismos
y a sus instintos del vicio,
viven tan ociosos como vacíos,
entre computadoras
que hablan,
pero no sienten,
en una casa donde los padres
viven cada uno a su manera,
sin tiempo para sus hijos,
sin deber educativo alguno,
tan sólo el derecho
a traerle una cosa cada día. 
Ante preocupante atmósfera,
dispongo y propongo,
por orden del corazón,
acorazado por el desorden,
lo que sigue:
Que al niño se le trate como niño,
que los padres multipliquen el amor,
y que el mundo divida los panes.
Porque…
la familia debe ser para los niños,
el primer latido de paz,
y el mundo,
el primer verso de amor.


Calendario

July 2014
M T W T F S S
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
<< < > >>

Recomendar

 
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso - Artículos más comentados